sábado, 14 de enero de 2017

Torta de queso con frambuesas


Ingredientes :

(Para varias porciones)

Ingredientes para la base:
  • 30 galletas tipo María
  • 125 gramos de mantequilla
  • Papel antiadherente para hornos para el molde
  • 1 aro o molde desmoltable de aproximadamente 24 centímetros de diámetro
Ingredientes para el relleno:
  • 500 gramos de queso Quark tipo alemán o queso crema tipo Philadelphia preferiblemente bajo en grasas
  • 2 sobres de azúcar vainillado ó 1 cucharadita de extracto o esencia de vainilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 6 láminas de gelatina sin sabor
  • (12 láminas = 20 gramos, que gelifican 1 litro)
  • 200 mililítros de nata líquida para montar o batir
Ingredientes para la cubierta:
  • 6 láminas de gelatina sin sabor
  • (12 láminas = 20 gramos, que gelifican 1 litro)
  • 250 mililítros de jugo o zumo de manzana
  • 250 mililítros de agua
  • 4 cucharadas de azúcar
  • Unas gotas de color rojo para alimentos (opcional)
  • 350 gramos de frambuesas frescas o congeladas

Preparación :

No tener horno no es una excusa para no preparar esta maravillosa torta de queso con frambuesas.
Te aseguramos que no te vas a arrepentir y tus comensales quedarán maravillados del sabor, la textura y la presencia de esta rica torta.

  • Preparación de la base:
Derrite la mantequilla en el microondas.
Tritura las galletas con la ayuda de una picatodo o una licuadora.
Una opción muy buena es meter las galletas en una bolsa plástica para alimentos, cerrarla bien y pasarle un rodillo por encima hasta que veas que están hechas migas.
Mezcla las migas de galletas y la mantequilla derretida.
Coloca papel antiadherente para hornos en el fondo del molde. Vierte dentro del molde la mezcla de galletas y con la ayuda de un vaso, las aplastas de manera que cubras todo el fondo. En este caso no necesitaremos cubrir las paredes del molde. Reserva aparte.

  • Preparación del relleno:
En un recipiente pequeño, remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que esponjen y ablanden.
En otro recipiente y con la ayuda de una batidora eléctrica para tortas, monta la nata líquida.
En otro recipiente, mezcla el queso con el azúcar y la vainilla. Bate bien hasta que el azúcar se haya disuelto completamente.
En una ollita, calienta un poquito de agua. Exprime la gelatina, la añades al agua caliente y esperas a que se disuelva. Es importante que la gelatina no hierva.
Agrega parte de la mezcla de queso a la gelatina para temperar la mezcla. Esto es importante, ya que si se agrega la gelatina caliente a la mezcla, ésta se endurece de inmediato y se formarán grumos.
Añade el resto de la mezcla del queso y mezcla bien. 
Con la ayuda de una espátula, agrega la nata montada en tres tandas y mezcla con movimientos envolventes.
Debe quedar una masa homogénea y brillante. 
Vierte la mezcla en el molde encima de la base de galletas y esparce uniformemente.
Lleva la torta a la nevera por 4 a 6 horas para que endurezca.
Nosotros normalmente preparamos esta torta de un día para el otro.

  • Preparación de la cubierta:
En un recipiente pequeño, remoja las láminas de gelatina en agua fría hasta que esponjen y ablanden.
En una olla calienta el jugo de manzana, el agua, agrega el azúcar, una gotas de color rojo (opcional) y cuando esté caliente, añades la gelatina. Recuerda que la gelatina no debe hervir.
Cuando el relleno haya endurecido y esté frío, cubre toda la superficie con las frambuesas, agrega la gelatina líquida y la distribuyes bien por toda la superficie. 
Lleva la torta nuevamente a la nevera hasta que la cubierta se endurezca.


Tener en cuenta :

Disfrutar de un postre cada cierto tiempo alegra el alma.


Buen provecho!.

¡Hasta cualquier momento!. Éxitos.









  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Siempre los comentarios alientan a publicar!.

Buscar en este sitio web :