martes, 29 de marzo de 2016

Greixonera Ibicenca

Las recetas que emplean pan duro o reciclan subproductos de otras comidas me parecen geniales como muestra de impulso ahorrativo y sobretodo porque a veces estas comidas derivadas son más sorprendentes que las originales. No es frecuente que nos hallemos ante una receta de un postre que emplee productos derivados, en este caso ensaimadas duras, pero haberlo haylo. La greixonera es un postre muy típico de Ibiza que prácticamente se encuentra en las cartas de todos los restaurantes de la isla. Es muy sencillo de hacer y el sabor es realmente excepcional.

INGREDIENTES (para 2 personas):

2 ensaimadas duras por persona de tamaño medio
4 huevos (1 por ensaimada)
150 gramos de azúcar
1/2 litro de leche
limón
mantequilla
canela en polvo

Cocemos la leche y la dejamos enfriar. A continuación batimos los 4 huevos y los añadimos. Hacemos trozos con las ensaimadas y también las incorporamos con el azúcar y la piel del limón rallada. Aunque no está en la receta original me gusta añadir una rama de canela y batir con una batidora de varillas para deshacer más el trozo de ensaimada, aunque sin exagerar. 
La mezcla se pone en la "greixonera" - que no es mas que una cazuela de barro plana - que previamente hemos untado de mantequilla. 
Colocamos en el horno durante 1/2 hora a 180 grados y al servirla espolvoreamos con canela en polvo. Es un auténtico manjar. 
Si no se dispone de ensaimadas se puede hacer una variante que es un greixonera de pan duro.

INGREDIENTES :

4 rebanadas de pan
1/4 litro leche (algo más de un vaso)
1 huevo
75 gramos azúcar
canela en polvo
limón
aceite virgen de oliva

Hervimos la leche con un poco de piel de limón. 
Cuando haya dado el primer hervor retiraremos del fuego, quitando la piel del limón. Mientras habremos frito ligeramente las rebanadas de pan en aceite de oliva, retirándolas antes de que se quemen para colocarlas sobre papel absorbente y así eliminar el exceso de aceite. Con la leche todavía muy caliente incorporaremos el azúcar y la disolveremos para, inmediatamente a continuación, depositar las rebanadas de pan en el fondo del recipiente, a ser posible sin amontonarlas. Sobre las rebanadas espolvorearemos la canela molida. 
Dejaremos reposar unos 10 minutos para que el pan se empape bien de la leche. Si al cabo de los diez minutos no queda nada de leche añadiremos un poco ya que la consistencia de la masa debe ser pastosa pero no seca. Ahora procederemos a desmenuzar el pan con la ayuda de un tenedor o de una batidora de varillas. No debe quedar excesivamente fino, así que no utiliceis la batidora eléctrica. Una vez hecho esto batimos un huevo y lo incorporamos, mezclándolo bien con el resto de ingredientes. Ya sólo queda meter en el horno previamente calentado a 180 grados durante media hora exacta. La masa sube pero muy ligeramente, no hay que esperar que se esponje como si llevara levadura. En cualquier caso al enfriar volverá a tomar el volumen que tenía antes de hornear. Se pone en la nevera cuando haya alcanzado la temperatura ambiente y en unas seis horas, cuando esté bien frio, ya está listo para consumir.
A pesar de lo que pueda parecer no sabe "a pan" sino mas bien a un dulce hecho con flan.


Tener en cuenta :

El tiempo total de realización es de unos 45 minutos y es un postre "que siempre sale", incluso aunque varien el número de comensales. 
Si hubiera por ejemplo 8 comensales necesitariamos multiplicar simplemente por 4 la leche, el pan y el azúcar empleados aquí y el resultado sería el mismo.


Buen provecho!.

¡Hasta cualquier momento!. Éxitos.









  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Siempre los comentarios alientan a publicar!.

Buscar en este sitio web :