sábado, 19 de diciembre de 2015

Tarta de crema y compota de fresas



Ingredientes :

(Para 10 unidades)

Para el bizcocho:
  • 200 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 200 gramos de mantequilla
  • 5 huevos
  • 200 gramos de almendras peladas
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Para la compota:
  • 250 gramos de fresas
  • 150 gramos de azúcar

Para la crema:
  • 80 gramos de mantequilla
  • 45 gramos de azúcar glas


Preparación :

Dejar ablandar la mantequilla a temperatura ambiente. 
Picar las almendras con el robot de cocina. Precalentar el horno a 180°.
Batir la mantequilla, mejor con unas varillas eléctricas, hasta que esté cremosa. 
Añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que esté totalmente integrada. Cascar los huevos separando las yemas de las claras. 
Añadir las primeras a la preparación anterior, de una en una, sin dejar de batir. Incorporar la harina tamizada y las almendras, y remover hasta obtener una masa homogénea. 
Montar las claras a punto de nieve bien firme con la sal. Agregarlas a la masa, poco a poco y con movimientos envolventes para que no pierdan volumen.
Forrar con papel sulfurizado un molde desmontable de 28 centímetros de diámetro. Verter la masa, nivelarla con una espátula y hornearla durante 45 ó 50 minutos.
Retirar el bizcocho, esperar a que se temple y desmoldarlo sobre una rejilla. 
Elaborar la compota: lavar las fresas, sin dejarlas en remojo, secarlas bien con papel de cocina y retirarles los pedúnculos. Cortarlas en trozos y reservar 2 ó 3 para decorar el postre.
Disponer las fresas restantes en un cazo, añadir el azúcar y cocerlas 20 minutos, a fuego suave y removiendo continuamente con una cuchara de madera. 
Retirar y dejar enfriar. 
Hacer la crema: trocear la mantequilla, pasarla a un cuenco y dejarla a temperatura ambiente hasta que se ablande. Colocar el azúcar glas en un cazo puesto al fuego, verter 3 cucharadas de agua y cocer durante 2 minutos, hasta obtener un almíbar ligero; el azúcar no debe dorarse. Retirar y esperar a que se enfríe. Incorporar la mantequilla y remover hasta obtener una preparación homogénea.
Cortar el bizcocho en 3 discos, en horizontal, con un cuchillo grande de sierra. Cubrir uno de ellos con la crema de mantequilla y otro con la compota de fresa. 
Superponerlos y colocar encima el bizcocho restante. Espolvorear la superficie de la tarta con el azúcar glas, decorar con las fresas reservadas y servir. 


Tener en cuenta :

Bañadas en chocolate, rellenas de una suave mousse, con almendras o con frutas, las tartas son las estrellas de todas las celebraciones. Con estas recetas quedan espectaculares, y es increíble lo sencillo que resulta elaborarlas. 


Buen provecho!.

¡Hasta cualquier momento!. Éxitos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Siempre los comentarios alientan a publicar!.

Buscar en este sitio web :