martes, 25 de agosto de 2015

Natillas de chocolate con islas flotantes



Ingredientes :

(Para 4 porciones)

3 huevos
150 gramos de azúcar
500 mililitros de leche
100 gramos de chocolate fondant
1 vaina de vainilla

Para la decoración:
  • 2 cucharadas de avellanas tostadas peladas
  • 50 gramos de azúcar
  • Unas gotas de zumo de limón


Preparación :

Abrir la vainilla por la mitad a lo largo y ponerla en un cazo con 50 g de azúcar.
Verter la leche y calentar hasta llegar a ebullición. Cascar los huevos separando las claras de las yemas. Batir las primeras ligeramente, mejor con varillas; deben quedar espumosas.
Agregar 75 g de azúcar y continuar batiendo hasta que estén a punto de nieve bien firme. Tomar pequeñas porciones de las claras con dos cucharas y sumergirlas, de una en una, en la leche hirviendo.
Cocerlas durante 3 minutos por cada lado, retirarlas con una espumadera, con cuidado, y colocarlas en una fuente separadas entre sí, para que no se aplasten. Dejarlas enfriar a temperatura ambiente. 
Preparar las natillas: pasar la leche por un colador de malla fina. Disponer las yemas en una cazuela y batirlas, con el azúcar restante, hasta que estén cremosas. 
Incorporar la leche, poco a poco y sin dejar de remover con las varillas manuales. Cortar el chocolate en trozos pequeños, añadirlo y mezclar bien. Calentar la preparación anterior a fuego suave y sin que llegue a hervir. Remover continuamente con las varillas hasta que empiece a espesar y se obtenga una crema homogénea. 
Verterla en un recipiente hondo y cubrirla con film transparente de cocina de forma que toque la superficie, para evitar que se forme una película. Pasarla a la nevera y dejarla hasta el momento de servirla.
Eliminar la pielecilla fina de las avellanas, si la tienen; cortarlas en trozos pequeños, con la picadora o con el robot de cocina. Repartir las natillas en cazuelitas individuales o en cuencos, disponer encima  los merengues y espolvorearlos con las avellanas. Decorar el postre en el último momento: mezclar el azúcar con unas gotas de agua y el zumo de limón en un cacito puesto al fuego.
Remover, calentar hasta obtener un caramelo y retirarlo del fuego en cuanto empiece a tomar color.
Dejarlo templar y, con dos tenedores, formar hilos y colocarlos sobre las islas flotantes. Servir en seguida.


Tener en cuenta :

Un postre de chocolate es siempre bienvenido a la mesa. Pero recuerde que todo consumo excesivo de chocolate no es recomendable.


Buen provecho!.

¡Hasta cualquier momento!. Éxitos.







2 comentarios:

  1. Excelente receta, no puedo creer que existan postres así de deliciosos a la vista (y seguramente al paladar), aquí les dejo un par de ideas de postres de chocolate que encontré al navegar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo Alejandro Macías Torres, gracias por la visita y el aporte de tu comentario!!
      Es un postre muy delicioso!!
      Los mejores deseos! Hasta cualquier momento!!

      Eliminar

¡Siempre los comentarios alientan a publicar!.

Buscar en este sitio web :